Conrado Excelso Villegas

Download PDF
Nacido en el caserío de Tala, Uruguay, el 3 de febrero de 1841, hijo de Octaviano Villegas (argentino) y de María Lemus (brasilera).
Cursó sus estudios del Bachillerato en el Colegio de Villa La Unión, hoy un barrio de la ciudad de Montevideo, y a los 21 años se trasladó a Buenos Aires, donde se incorporó como aspirante al Escuadrón de Artillería de esa ciudad. Ascendió a Tte. 1º en 1864, y al año siguiente fue asimilado al Ejército en operaciones al declararse la Guerra del Paraguay o de la Triple Alianza. Combatió en varias y duras batallas, como Tuyutí, Estero Bellaco, Uruguayana, Boquerón, Curupaytí, etc., bajo el mando del Gral. Bartolomé Mitre. Recibió hasta allí, varias medallas por su valor y arrojo en combate.
Por un quebrantamiento de su salud, solicitó la baja del ejército, pero una vez superado el problema fue reincorporado en la Guarnición de Río IV en la provincia de Córdoba, con la jerarquía de Capitán, bajo el mando del Cnel. Lucio Victorio Mansilla. En noviembre de 1869 asciende a Sargento Mayor.
En 1870, al producirse el levantamiento de López Jordán y el asesinato del Urquiza, marcha a la lid, luchando bravíamente en el Combate del Quebracho, donde es herido de gravedad.
En marzo de 1871, ya repuesto de sus heridas, es asignado a la guarnición de San Nicolás de los Arroyos, en el norte de la provincia de Buenos Aires. Posteriormente es reasignado al 2º de Caballería en el Fuerte Gral. Lavalle Norte (Pcia. Bs.As.); entrando al poco tiempo en combate contra los Ranqueles del cacique Epumer Rosas en las cercanías de la Laguna La Picaza, sur de la provincia de Santa Fe.
Luego de esta acción es ascendido a Teniente Coronel y continúa la campaña contra los ranqueles en el combate de Pichi Carhué en Mayo de 1872.
Era un Oficial de los denominados ‘troperos’ por su cercanía con la tropa y la vivencia de las mismas vicisitudes de la campaña; lo que le valió, además de por su arrojo, el mote de ‘el tigre Villegas’.
En 1873 es nombrado Jefe del Regimiento 3 de Caballería y por la valentía los miembros de su unidad militar se la apodó “el 3 de fierro”.
Participó activamente en diversas campañas contra distintas sublevaciones entre 1873 y 1876, siendo ascendido a Coronel (1874), luego de la Batalla de La Verde, donde derrotaron al Gral. Bartolomé Mitre jefe de los rebeldes.
En 1875, es nombrado Jefe de la Frontera Norte e inicia ya una lucha frontal contra los malones que asolaban a las poblaciones criollas.
En enero de 1876, el Regimiento del Cnel. Villegas combate contra una coalición de indígenas de Namuncurá, Baigorrita, Pincén, indios chilenos y ranqueles que habían invadido Tapalqué. Por sus méritos en la acción, recibe la felicitación del Presidente de la República, Dr. Nicolás Avellaneda.
El Ministro de Guerra, Dr. Adolfo Alsina, en marzo de 1876, reúne en Olavarría a los Jefes de las fronteras de Buenos Aires, Villegas entre ellos, para extender la Frontera. Por las órdenes recibidas, la División Norte del Cnel. Villegas debía avanzar hacia Trenque Lauquen, quedando a elección de Villegas fundar alguna población en las cercanías de Trenque Lauquen. Se inicia la marcha hacia el desierto, de acuerdo a las órdenes del Ministro Alsina, con el Regimiento 3º de Caballería (3 de fierro), 2º de Infantería, y otras tropas de infantería y artillería.
El 26 de marzo levanta el Fortín Timote (hoy ciudad homónima) dejando a cargo a una pequeña guarnición. Continúa la marcha, hasta alcanzar la zona de “Trenque Lauquen” dos semanas después, tomando posesión del territorio y fundando la que hoy es la ciudad de Trenque Lauquen.
Durante los meses siguientes tuvo severos combates con las indiadas en toda la línea de fortificaciones establecida como frontera, siendo herido en varias oportunidades.
En enero de 1878 se casa con la Srta. Carmen Granada, hija del bravo Cnel. Nicolás Granada.
En noviembre del mismo año, ya siendo Ministro de Guerra el Gral. Julio Argentino Roca, recibe órdenes de atacar a la indiada que amenazaba la línea de fortines sobre Trenque Lauquen, cumpliendo con las expectativas a satisfacción, logrando la captura del cacique Pincén. Cuenta en su informe a la Comandancia, que “Pincén le pedía ser su amigo y luchar juntos para sacar a los indígenas chilenos que habían invadido esta región desde hacía varios años”.
Ya en abril de 1879, la División Trenque Lauquen, denominada ahora 2da División del Ejército Expedicionario, parte hacia Carhué a fin de continuar con su avance hacia el río Negro, acatando las órdenes del gobierno nacional.
Estando en Carhué, le llega la orden de que queda como Jefe Estado Mayor de la fuerza expedicionaria.
A fines de Junio de 1879, el Cnel. Villegas es designado por el Gral. Roca como Jefe Militar de Río Negro y Neuquén. El 9 de Julio de 1879, funda el pueblo de Nicolás Avellaneda, hoy Choele Choel, en la actual provincia de Río Negro, donde establece su base de operaciones.
Trata, a través de cartas remitidas a algunos caciques asalariados por el gobierno chileno, como Sayhueque, que renuncien a ello, y no luchen contra la fuerza expedicionaria a fin de evitar muertes innecesarias.
En julio de 1880 es ascendido a Cnel. Mayor y ocho meses después inicia su avance por el río Negro hacia el lago Nahuel Huapi. En abril toma posesión para el gobierno nacional del lago y su zona de influencia.
Ya siendo Presidente Julio A. Roca, se le ordena la organización de la 2da División del Ejército y la ocupación de los territorios de Río Negro y Neuquén. En noviembre de 1882 es ascendido a General del Ejército Argentino.
Él mismo, al frente de la 1ra Brigada, marcha hacia la confluencia de los ríos Limay y Neuquén.
Durante la campaña se ven sometidas sus fuerzas a cruentos enfrentamientos con indiadas provenientes de la región fronteriza con Chile. No obstante, en 1883 ordena a las tres brigadas expedicionarias, consolidar la presencia en los territorios incorporados a la Nación.
Ya en Junio, se siente débil y enfermo, por lo que debe ser asistido por médicos en Carmen de Patagones. El Presidente Roca ordena su traslado a Buenos Aires a bordo del Vapor “Villarino”, siendo recibido con inusuales honores.
Su estado delicado de salud no le permitirá volver al frente, y luego de algunos breves períodos de mejoría se le otorga licencia para trasladarse a Francia, en abril de 1884, para tratarse la enfermedad contraída en servicio. Viajó acompañado por su esposa, llegando a Burdeos el 6 de julio.
En París es atendido por los mejores especialistas con los últimos adelantos científicos tratar la afección de Villegas, pero todo fue en vano. A los médicos franceses que lo atendieron les asombró que hubiera podido sobrevivir a las 54 heridas de arma blanca que reconocieron en su cuerpo.
El 26 de agosto de 1884, a las tres de la mañana, moría Conrado Excelso Villegas a la edad de 43 años. El diagnóstico fue “hipertrofia del corazón” por excesivos (sobrehumanos) esfuerzos.
Ejemplo de hidalguía, abnegación, coraje y sacrificio sin mezquindades, entregó su vida a la verdadera causa nacional, la de una Patria unida bajo nuestra bandera celeste y blanca.
Esta entrada fue publicada en Personajes. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Conrado Excelso Villegas

  1. I enjoy what you guys tend to be up too. Such clever work and coverage!
    Keep up the terrific works guys I’ve included you guys to my own blogroll.

  2. Ricardo Daniel villegas dijo:

    Creo ser descendent del general villegas

  3. Juan Tognozzi dijo:

    Soy neuquino y me asombra la vida de C Villegas. Una pena que este valiente hombre no reciba consetudinariamente, lo honores que merece. Mi bisabuelo materno vino a Neuquén en 1887, por pocos años no conoció a Villegas y al propio J A Roque. Es mi deseo rendir tributo a estos grandes hombres que liberaron la tierra donde nací y vivo, de los salvajes aborígenes extranjeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *