1820 – 20 de junio – 2017

Download PDF
Sin dudas que los símbolos patrios merecen un respeto muy especial; tanto es así, que el Día de la Bandera debe trasladarse al 27 de Febrero (1812) fecha en que el improvisado Gral. Manuel Belgrano hiciera jurar por primera vez un símbolo que nos distinguiera de la potencia colonialista que aún nos dominaba.

Ese símbolo fue el que adoptamos y la fecha debe ser respetada. En nuestro país hay muchas fechas antojadizas inventadas por voluntaristas más que por fieles a nuestra tradición. El paso a la inmortalidad de uno de los Padres de la Patria, no es una fecha de regocijo la cual termina licuando el sentido de la existencia de Manuel Belgrano. Hoy se cumple el 197º aniversario del fallecimiento del Dr. y Gral. Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano. Pensador libertario por nacimiento y militar por adopción. Educador nato y esforzado trasmisor de brillantes ideas de progreso, esencialmente para el hombre de campo. Fundador de escuelas y docente de corazón. Junto a Mariano Moreno, José de San Martín y Martín Miguel de Güemes, ha sido el artífice de la auténtica llama de la libertad de nuestra patria.

Escribió en sus Memorias, hablando de la educación: …”Otros varios objetos de utilidad y necesidad promoví, que poco más o menos tuvieron el mismo resultado, y tocará al que escriba la historia consular dar una razón de ellas; diré yo, por lo que hace a mi propósito, que desde el principio de 1794, hasta julio de 1806 pasé mi tiempo en igual destino, haciendo esfuerzos impotentes a favor del bien público; pues todos, o escollaban en el Gobierno de Buenos Aires, o en la Corte, o entre los mismos comerciantes, individuos que componían este cuerpo; para quienes no había más razón, ni más justicia, ni más utilidad, ni más necesidad que su interés mercantil; cualquiera cosa que chocase con él, encontraba un veto, sin que hubiese recurso para atajarlo”…

Cualquier parecido con lo que sucede hoy en nuestro país es mera coincidencia, por eso la educación funciona de esta manera y el producto de la misma es lo que podemos exhibir en la mediocridad que opera en la administración  del Estado.
Belgrano trabajó para la Patria, a diferencia de Sarmiento que escondió la objeción debajo de la alfombra silenciando definitivamente a quienes tenían algo distinto que decir y que fueron tratados de “barbarie”. El seudo maestro sanjuanino dicen que dijo “Las ideas no se matan”, pero agregó en voz baja, “los hombres que las expresan sí se matan”.  

“Uno cree que muere por la patria y muere por los industriales.” Anatole France – 1844-1924

 

Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *