BALOTAJE 2015

Download PDF
Balotaje 2015Acaba de iniciarse este relativamente corto período para definir, en una segunda vuelta electoral, quién será el que ocupe el sillón de Rivadavia por los próximos cuatro años.
La cuestión ya estaba claramente planteada en estos términos desde antes de las P.A.S.O., las cuales no hicieron más que ratificar la polarización del proceso eleccionario entre el candidato kirchnerista y su adversario del frente Cambiemos.

Sin dudas que el régimen no las tenía todas consigo a la luz de las primarias que habían llevado a una victoria inesperada a la precandidata de Cambiemos, María Eugenia Vidal, en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país; pero ya era tarde para cambiar de caballo estando a mitad del río, y la eterna obcecación de SDM Cristina I al sostener como referente al estercolero quilmeño contando que con los votos peronistas históricos bonaerenses impulsarían fácilmente al, cuanto menos, desagradable y repulsivo Aníbal Fernández, fue sólo una vana ilusión.
Pero como la victoria tiene muchos padres y la derrota es guacha, fea y miserable, pese al exiguo dos y medio por ciento de ventaja que obtuvo el aspirante cristinista sobre Macri, el ‘balotaje’ o segunda vuelta es inexorable, y el ‘punching ball’ para descargar broncas será el súper ministro alcantarilla Fernández, émulo del excelso William Moreno.
Además, un ¡bravo! por el nuevo baldón de algunos politólogos de la aljama doméstica y otros seudo estadísticos y supuestos sociólogos, contratables para dibujar encuestas e intrigas, pero que no pudieron acertar siquiera en el boca de urna; un papelón que los ubica entre los mejores profesionales del rubro en el Ártico, adonde han partido para tratar de organizar la venta de helados con mayores perspectivas de éxito que el obtenido hasta el momento.
Pero vayamos a lo más importante, y sobre lo cual me explayé en otro escrito, ahora veremos cuán anti régimen resultan aquellos que basaron su campaña más en atacar al kirchnerismo que en proponer una nueva alternativa política seria y creíble, y les pondremos nombre y apellido, para que no se preste a equívocas interpretaciones.
El amiguito Sergio Massa, dueño de un discurso estereotipado y arrogante, ha revelado que no maneja a sus electores, que ellos son libres de votar a quien deseen en esta elección crucial del 22 de noviembre próximo.
¡FALSO!, porque él bien sabe que ha ejercido un liderazgo sobre ese 20% de votantes que apoyaron su propuesta; hacerse el distraído para no sacar los pies del plato y quedar mal con sus compañeritos de ayer, cerrando alguna puerta que le impida seguir en el candelero en el mediano plazo no le resulta algo agradable.
Sin ir más lejos, en la última semana de la campaña arreció en su diatriba contra el kirchnerismo en general, pero hoy no estamos tan seguros de que su actitud haya sido algo más que una simulación.
Decía Nicolás Maquiavelo “Asimismo se estima al príncipe capaz de ser amigo o enemigo franco, es decir, al que, sin temores de ninguna índole, sabe declararse abiertamente en favor de uno y en contra de otro. El abrazar un partido (causa) es siempre más conveniente que el permanecer neutral. Porque si dos vecinos poderosos se declaran la guerra, el príncipe puede encontrarse en uno de esos casos: que, por ser adversarios fuertes, tenga que temer a cualquier cosa de los dos que gane la guerra (elección), o que no; en uno o en otro caso siempre le será más útil decidirse por una de las partes y hacer la guerra. Pues, en el primer caso, si no se define, será presa del vencedor, con placer y satisfacción del vencido; y no hallará compasión en aquél ni asilo en éste, porque el que vence no quiere amigos sospechosos y que no le ayuden en la adversidad, y el que pierde no puede ofrecer ayuda a quien no quiso empuñar las armas y arriesgarse en su favor”. (1)
Pero como el tigrense se supo perdedor desde un principio porque se quedó en el andén haciendo rosca chica en lugar de subirse al tren de la historia que debía desplazar del poder al régimen, ahora como tercera minoría va a hacer valer ese 20% de electores – si lo hizo en 2003 el usurero santacruceño, por qué no lo puede hacer él -, y coqueteará cual vedette que se sabe necesitada, tanto con el motonauta-felpudo como con el Marqués de la CABA.
En la política nacional es muy difícil, casi imposible, hablar de bonhomía y de lealtades cívicas, donde entra el negocio ni la madre queda afuera.
Digo esto para que los argentinos aprecien en su real dimensión al verdadero Sergio Massa, aquel que hasta hace una semana atrás juraba cambiar tantas cosas y hoy abjura de su declamada honestidad comercializando sus votos.
Respecto a la actitud de Margarita Stolbizer, ha sido tan cáustica y agresiva en sus conceptos respecto a la conducción del Frente Cambiemos – sin ir más lejos, hace pocos días virtualmente incineró a su ex correligionaria Carrió – que difícilmente quiera volver sobre sus pasos para auspiciar un voto por Macri en segunda vuelta.
Del acarminado criollo Del Caño, es casi una utopía pretender que ordene a su tropa apoyar al único que ha quedado en condiciones de evacuar al kirchnerismo del poder. No olvidemos que estos comunistas son tan sectarios y endogámicos que si no son ellos quienes expulsen a los K de La Rosada, ninguno lo hará y menos usando sus votos.
Cuando afirmo – y Dios permita que me equivoque -, que la izquierda folclórica nacional (progresistas, socialistas y comunistas), opera permanentemente como el ‘perro del hortelano’, es una realidad incontrastable.
Podría llegar a ratificar algunos conceptos que emití años anteriores cuando afirmé que la oposición en nuestro país era la mejor aliada del régimen, más aún hallándose disgregada por el extremado egotismo y vanidad de sus dirigentes.
Precisamente son éstos los que con tal de mantener indemne su orgullo de pavos reales, dejan la dignidad en cualquier casa de empeño. Parafraseando a Nietzsche, Más de un pavo real oculta su cola a los ojos de todos – y a esto lo llama su orgullo”. (2)
Ante la perentoriedad de esta cuestión de capital importancia para la ciudadanía, he de suponer que confiar en los buenos oficios del ex candidato Massa sería un grave error, porque no hay franqueza en su perfil y no olvidemos que «a los hombres se los mide por sus acciones mas no por sus palabras». Sin dudas que los operadores kirchneristas, los justicialistas y algunos sciolistas, estarán trabajando a tiempo extra para que el presunto hijo pródigo vuelva al redil.
Uno de sus máximos referentes, Alberto Ángel Fernández (ex súper ministro K), ya cantó su voto el cual dijo será “en blanco” según le manifestó a la prensa amarillista y mercenaria de todo estipendio, la cual sigue haciendo su otoño de las arcas públicas. Al igual que Massa, su sucesor en el gobierno K, se ha cuidado muy bien de cerrar todas las puertas hacia el kirchnerismo, no vaya a ser cosa que en la segunda vuelta gane Scioli, ¿verdad muchachos panqueques?
En lo que a Scioli respecta, difícilmente se saque el casete de campaña con su agobiante arenga de trinchera, plagada de improperios, como el discurso que excretó el domingo cuando le avisaron que se le venía la noche con la victoria de Cambiemos en su propio distrito electoral.
Tal como está establecido como derrotero discursivo kirchnerista, hay que negar todo, acusar al interlocutor de falaz y buscar y/o inventar denuncias que arredren al eventual opositor.
No ha habido un solo burócrata oficialista, – en estos doce largos y aciagos años de sometimiento ciudadano -, que no se haya comportado como aquellos que ocuparon esos cargos durante las dictaduras cívico-militares, valiéndose de la impunidad de que gozaban ante la manifiesta ausencia de justicia, para intimidar a la sociedad a través de veladas amenazas con sus efectos nocivos sobre la paz social.
Conviene recordarle al motonauta-felpudo devenido en ¿estadista exprés?, la existencia de esta frase del inefable Bertolt Brecht, cuando decía: “El que no conoce la verdad es simplemente un ignorante. Pero el que la conoce y la llama mentira, ¡ese es un criminal!…”
Querer despegarse del kirchnerismo cuando durante más de una década ha sido integrante del mismo como partícipe necesario, – recordemos los acontecimientos con el campo en 2008, cuando recibía a los productores por un lado y luego el gobierno le impartía las directivas por otro y él agachaba la cabeza y no sacaba los pies del plato -, no puede aducir ahora que ha sufrido ‘doce años de esklavitud’ y que no le quedó más remedio que obedecer. También es absolutamente necesario refrescarle la memoria histórica y decirle que fue precisamente su rabadán el que hizo declarar inconstitucional la ley de ‘Obediencia Debida’, por eso, así como a los militares de la represión se les adjudicó su responsabilidad en la misma y se los castigó, usted no puede siquiera aducir que las barbaridades que cometió como vicepresidente (4 años) y gobernador bonaerense (8 años) las llevó a cabo sólo por lealtad o por recibir órdenes del alto mando kirchnerista.
Demás está decir que en la Argentina, por lo menos hasta ahora, los burócratas delincuentes y corruptos advenidos al poder en nombre de la democracia no han sido pasibles de sufrir las consecuencias de la fórmula por la cual juraron al asumir sus cargos, es decir, que si no cumplían con la constitución, Dios y la Patria se lo demandarían.
La Patria es una figura sublime que necesariamente debe encarnarse en el poder soberano del Estado Nacional, y a través de las instituciones idóneas controlar y juzgar a quienes incumplan y/o violen los preceptos establecidos en nuestra carta magna; de lo contrario este juramento se convierte en una entelequia.
Afirmaba José Ingenieros: “La patria está implícita en la solidaridad sentimental de una raza y no en la confabulación de los politicastros que medran a su sombra. (…) La patria tiene intermitencias: su unidad moral desaparece en ciertas épocas de rebajamiento, cuando se eclipsa todo afán de cultura y se enseñorean viles apetitos de mando y de enriquecimiento”. (3)
Por último celebro con gran algarabía el hecho de que una mayoría de ciudadanos, le haya perdido el miedo al régimen y se haya aventurado a plasmar en las urnas su repudio a más de una década de latrocinio y de atropellos de las libertades individuales; esto es un logro mayúsculo y sería bueno que aquellos que el 25 de octubre votaron por otras alternativas al kirchnerismo, ratifiquen el 22 de noviembre próximo su más firme voluntad de expulsar con su voto a esta verdadera pandilla de timadores y mafiosos.
 
“Nada nuevo hay bajo el sol, las trampas siguen siendo las mismas pero todos los días nace un ingenuo”.
 
(1) “El príncipe” – Nicolás Maquiavelo (1469-1527)
(2) “Más allá del bien y del mal” – Friedrich W. Nietzsche (1844-1900)
(3) “El hombre mediocre” – José Ingenieros (1877-1925)
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a BALOTAJE 2015

  1. alberto dijo:

    Excelente artículo pero lamentablemente el único que al menos puede intentar destronar la camándula presente es quien llamas “El Marqués de CABA”

    saludos

  2. Alejandra dijo:

    Al autor de esta excelente nota le comento que la flamante gobernadora electa por la provincia de Buenos Aires, Sra. María Eugenia Vidal, ha sido “amenazada” por viles personajes como el Intendente (“reelecto” por cuarta vez?) de Ensenada, Mario Secco quien declaró a los medios: “… se le va a poner muy jodido gobernar Bs. As. …”
    y el excremento ultra k devenido en sindicalista, Mario Baradel, quien arremete convocando a paritarias ya porque según él no le gusta cómo el PRO administra la Educación en C.A.B.A.
    Ojo, a no perder de vista los “personajes invisibles”, pueden ser tan o más jodidos que los figureti de primera plana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *